Pages Navigation Menu

Página Web de Abel Pardo Fernández

Marketing Online en León

El Marketing Online en León ha sido una de las asignaturas pendientes de este país.

Al secular retraso en la práctica totalidad de campos relacionados con el desarrollo en Llión, y como no podría ser de otra manera, se une el de las nuevas tecnologías.

Conceptos como los de venta online, internet de las cosas, automatización o inbound marketing son piedras angulares de las políticas de crecimiento en los países civilizados.

Pero no de León.

No son pocos los casos de territorios en los que la producción agropecuaria es escasa, la industrialización mínima y unas buenas políticas económicas y de desarrollo han sido un motor de impulsión de su economía.

Pero es sucede en otras latitudes.

 

La realidad leonesa: un expolio continuado

Se define a los leoneses como ciudadanos que han visto cómo se despelleja vivo su sector agrícola, destruido su sector ganadero, cerrado su sector minero y a los que se impide su despegue industrial y económico mientras se quedan o quedaron con los brazos cruzados.

Se nos dice que ser gobernados por otros es bueno, que hay que ser solidarios, que el bien común es lo importante y que hay una unidad de destino en lo universal trascendente a la que hay que supeditar todos nuestros intereses llamada España.

Para ello, se acusa a los leoneses de falta capacidad creativa, de falta de instinto empresarial, de aversión al riesgo y de ser ahorradores.

Se dice que somos individualistas, que no sabemos trabajar en equipo, que pasamos el día metiéndonos el dedo en el ojo unos a otros y que nuestro horizonte a largo plazo llega hasta las próximas dos horas.

Y sí, todas y cada una de esas apreciaciones pueden hasta ser ciertas, pero no son más que excusas para expoliarnos día sí y día también.

Porque todos y cada uno de esos caracteres de los que se nos acusa pueden ser buenos o malos y pueden ser positivos o negativos para el desarrollo, la economía o la cultura.

Una caracterización generalista no excluye nunca a los elementos individuales que no sigan esa corriente.

Ante ello la pregunta es clara: si es así, ¿Por qué nos nos dicen a la cara que pretenden robarnos?

La respuesta también es clara: porque decirnos que nos van a robar creen que queda feo. Y digo creen que queda feo y no “porque si dijeran que van a robarnos no nos dejaríamos” porque tengo mis serias dudas de que la psicología de los leoneses no esté ya a ese nivel.

Hemos sido tan vapuleados que el gato escaldado huye del agua fría tanto como un leonés huye de cualquier cosa que se salga de la rutina.

¿Por qué? Porque nos han enseñado, inculcado y grabado a fuego que quien cae, no se levanta jamás.

 

¿Qué hay de cierto en que nos roban?

Todo.

Y con todo no hablo:

  • de que se lleven de aquí las empresas
  • de que inciten la inversión en Castilla en lugar de en León,
  • de que eviten la generación de oportunidades ahogándolas,
  • de que nos obliguen a emigrar y ni tan siquiera
  • de que fomenten una clase gobernante de mediocres y miserables apesebrados que se venden por lamer el plato de las lentejas que nosotros pagamos y otros se comen.

Hablo de que el saqueo al que un leonés de a pie es sometido por las instancias:

  • locales,
  • municipales,
  • comarcales,
  • provinciales,
  • autonómicas,
  • estatales
  • comunitarias

es de tal nivel que sí, desde fuera y con colaboracionistas de dentro están impidiendo nuestro desarrollo a costa de saquearnos.

Vamos a ver unos ejemplos.

 

Cómo impiden el desarrollo de León

En León con un sueldo de 1.200 euros “se vive bien”. Y está entrecomillado porque nos han obligado a creer que no pasar hambre y tomarse un vinín de vez en cuando es “vivir bien”, incitándonos a ser esclavos en las administraciones públicas por unas míseras monedas.

Pero como no todo van a ser aspirantes a estómagos agradecidos, supongamos que un habitante de León capital tiene una idea interesante de negocio.

Después de realizar los preceptivos estudios de mercado nuestro intrépido leonés observa que sí, que hay un nicho que demanda los servicios que él puede proporcionar.

El sentido común dicta que manos a la obra, ¿verdad? Pues sí y no.

Eso lo dicta el sentido común pero no las leyes españolas que nos han impuesto a los leoneses.

 

Algunos datos sobre cómo nos roban a los leoneses

Primero, hay que constituir sí o sí una empresa.

Vamos a ver los costos y tiempos reales, entendiendo que de entre todos los modelos posibles se quiere crear una sociedad limitada. Y es que montar un bar, un kiosco o un centro de estética en León implica que hay que tener una empresa.

Para empezar hay que depositar un mínimo de 3.000 euros en un banco. Sí, en un banco, de esos que en León hay muchos y de León no hay ninguno.

  • Hay que solicitar una certificación negativa del nombre del negocio al estado.
  • Hay que solicitarle, también al estado, un número de identificación fiscal presentando un modelo censal en la Agencia Tributaria Española.
  • Hay que celebrar la escritura pública ante notario con la firma de los socios.
  • Hay que realizar la inscripción en el Registro Mercantil.
  • Hay que tramitar el alta en el Impuesto de Actividades Económicas de la Hacienda Española.

A partir de ahí, y solo a partir de ahí, se puede iniciar una actividad económica.

Costo de la broma: unos 500 euros

Tiempo que se tarda: una semana

Paseos que hay que dar: muchos.

Tiempo que te hacen perder: unas 10 horas.

Y a partir de ahí sigue el expolio en tiempo, recursos y dinero.

El estado español obliga a los leoneses que monten una empresa a pagarle, de entrada, 364,23€ al mes mínimo por la cuota de “autónomo societario” aunque no se tengan los derechos del autónomo.

Para ello hay que:

  • Darse de alta en la Agencia Tributaria a través de los modelos 036 y 037.
  • Darse de alta en la Seguridad Social con el modelo TA 0521.
  • Aportar la escritura de constitución de la sociedad, original y copia.

Pero ahí no terminan los problemas ya que el estado obliga a los leoneses a:

  • Si tienen que emitir facturas a su propia empresa, hay que aplicar el IVA correspondiente, normalmente el 21%.
  • Hay que declarar el IRPF, que es un 15%.
  • Hay que declarar el modelo 303 de IVA trimestral.
  • Hay que declarar el modelo 130 de pago fraccionado del IRPF.

O si por el contrario tienes la suerte de poder hacerte nómina, la retención de la Hacienda española es del 35%.

No está mal hasta ahora, ¿verdad?

 

Siguiendo con el atraco

Estos son algunos impuestos que se deben pagar por tener una sociedad.

  • Impuesto de Sociedades: 25%
  • Eso sí, si eres una SICAV, de las que en León no hay, pagas un 1%

Para ello hay que pagar:

  • Modelo 200 de declaración anual del Impuesto de Sociedades, osea, el 25%
  • Modelo 202: pago fraccionado del Impuesto de Sociedades que se paga POR ADELANTADO, un 18% de lo ganado el año anterior.

Estos son, por ejemplo, algunos “modelos” que hay que presentar el mes de abril de 2019:

  • Modelo 111 del primer trimestre de 2019
  • Modelo 115 del primer trimestre de 2019
  • Modelo 303 del primer trimestre de 2019
  • Modelo 349 del primer trimestre de 2019
  • Modelo 130 del primer trimestres de 2019
  • Modelo 131 del primer trimestre de 2019
  • Modelo 202 pago fraccionado del Impuesto de Sociedades
  • Modelo 179 del primer trimestre de 2019

De tal manera que si alguien pretende montar un negocio online porque ha encontrado un nicho de mercado y piensa que eso es simple hay que decirle que no.

No es como abrir un bar, que tendría aún peores condiciones ya que habría que sumarle una “pequeña” alegría documental por parte de las administraciones locales.

Es que para un simple negocio online es un auténtico calvario simplemente el cargar con la cruz hasta la crucifixión.

 

 

 

 

Constituir una empresa de marketing online en León

Un sector altamente rentable y de despegue en muchos países, como el marketing en Internet, es prácticamente imposible que sea el motor del País Leonés.

Como vemos, constituir una empresa en León no es que sea una odisea, es que solo ponerse a ello dista bastante de ser rentable. Y si es de marketing es aún peor.

En un país que ha avanzado poco, por no decir casi nada, en la inserción de las nuevas tecnologías en el quehacer cotidiano de su tejido empresarial pensar en el marketing como la principal herramienta de proyección y generación de beneficios es casi una odisea.

Por tanto, el mercado potencial es escasamente superior al cero.

Pensemos ahora en el capital necesario y no solo económico. ¿Qué leonés tiene el capital, conocimiento administrativo, jurídico, contable y fiscal para simplemente, ponerse con ello?

Y además, estos son requisitos independientemente de que el negocio funcione o no, genere beneficios o no, tenga mercado real o no. Y la respuesta a casi todo lo anterior es o no.

Vamos a echar cuentas

Pensemos en un leonés que quiere montar una empresa de marketing online para vender productos en formar de servicios de community manager a nivel del estado español, para no complicar las cosas.

Después de hablar con 10 empresas que le paguen 100 euros al mes para ser un mileurista de provecho, vamos a ver lo que le queda:

Ingresos:

  • 1.000 euros al mes, ¡¡¡Ya eres mileurista!!!

Nooooooooooooooooononononono.

Hay que contabilizar algunas cosas:

Gastos:

Ordenador, conexión a Internet, luz, teléfono y varios:

  • 100 euros al mes

Bueno, te quedan 900.

Nooooooonononono

Falta el saqueo del Estado Español.

Vamos a ver a cuánto asciende el expolio:

a) Cuota de autónomos: 364,23 €

b) IVA del 21%: 168 €

c) Impuesto de Sociedades: 120 €

d) Gastos de gestoría: 121 €

 

Total después del atraco de la Hacienda Española:

  • 126,77 euros

Peeeeeeeeeeeeeero, no acaba ahí.

Si se reparten dividendos, porque algo se querrá cobrar de ese dinero, hay que descontarle un 19%

es decir, te quedan 102,68 euros.

Pero si tienes intención de gastarlos, deberás pagar el 21% de IVA a mayores de lo que cueste aquello que vas a comprar, es decir, que realmente te estarán quedando:

  • 86 EUROS

¿No está mal, verdad?

 

Es decir:

De cada 1.000 euros que ganas van:

  • 100 para gastos de tu empresa
  • 100 para la gestoría
  • 704 para el estado español
  • 86 para ti

Y para eso tienes que trabajar 10 horas diarias siete días a la semana.

Y que a nadie se le ocurra en una mejora de este sistema porque el carecer de autonomía implica la incapacidad de gestionar nuestra parte correspondiente de la carga impositiva y por ello esa decisión la tomarán desde fuera y pensando en los intereses de los de fuera.

No tener autonomía, no tener capacidad de decisión, no tener ni voz ni voto y ser una colonia interior tiene este tipo de problemas.

Y ante todo ello, para seguir con el expolio, todavía hay algún espabilado que pide más impuestos al que hay otros bastante menos espabilados que le votan.

Será que los 86 euros que le quedan a un leonés después de ser saqueado por el estado español les parecen demasiados.